*

¿Perdida en la web?

Mibebeyyo Bebés Bebés de 6-9 meses Por qué no debo darle leche de vaca a mi bebé?
Bebés de 6-9 meses
Por qué no debo darle leche de vaca a mi bebé?
Bebés - Bebés de 6-9 meses
( 8 Votos.Clica en las estrellitas para valorar este artículo )

leches para bebésLa leche de vaca es un gran alimento, sin embargo, de acuerdo a la American Academy of Pediatrics (Academia Americana de Pediatría) no es recomendable para los niños menores de 3 años, ¿quieres saber por qué? ¡Descúbrelo! 

leches para bebés

Después del destete es fundamental no introducir leche de vaca ni sus derivados a la dieta del niño, porque el gran contenido de proteínas y en sales minerales de estos lácteos no son adecuados para el aparato digestivo y renal del bebé. 

La leche de vaca contiene cuatro veces más proteínas de las que necesita un niño antes de los 3 años, así como demasiado sodio y potasio, minerales que en altas cantidades no pueden ser manejados por el cuerpo del menor. Además, de acuerdo a investigaciones de la Academia Americana de Pediatría, los bebés alimentados con leche entera de vaca no reciben suficiente vitamina E, hierro y ácidos grasos esenciales. Asimismo, las proteínas y las grasas de la leche entera de vaca son más difíciles de digerir y absorber por parte del bebé. 

La leche materna tiene cerca de 1 gramo de proteínas por cada 100 ml, mientras que la leche de vaca tiene 3.3 gramos, esto es así, porque mientras la primera está diseñada para alimentar a un bebé de 3 kilos, la segunda sirve para alimentar a una ternera de 32 kilos. Los riñones de los recién nacidos son muy inmaduros al nacer, pero esto no supone ningún problema si toma leche materna, porque es una leche que para nada los hará trabajar por encima de sus posibilidades. Ahora bien, si en vez de leche materna les damos leche de vaca, sus riñones se sobrecargarán y los bebés podrán sufrir alteraciones graves (sus riñones no son capaces de filtrar y excretar todo el exceso de nutrientes que está tomando).

La leche de vaca puede producir anemia

La leche de vaca es una causa frecuente de deficiencia de hierro. Contiene menos hierro que muchos otros alimentos y también le dificulta más al cuerpo la absorción de este elemento de otros alimentos. La leche de vaca también puede provocar que el intestino pierda pequeñas cantidades de sangre.

Como los bebés crecen rápidamente necesitan absorber un promedio de 1 mg de hierro al día. Dado que los niños únicamente absorben alrededor del 10% del hierro que consumen en los alimentos, la mayoría de ellos necesita ingerir de 8 a 10 mg por día de este elemento. Los bebés lactantes necesitan menos porque el hierro se absorbe 3 veces más durante la lactancia materna.

Sin embargo, el consumo de leche de vaca es una causa frecuente de deficiencia de hierro en los niños ya que ésta contiene menos hierro que muchos otros alimentos y también le dificulta más al cuerpo la absorción de este elemento de otros alimentos. La leche de vaca también puede provocar que el intestino pierda pequeñas cantidades de sangre.

El riesgo de desarrollar anemia ferropénica se incrementa en bebés menores de 12 meses que toman leche de vaca en lugar de leche materna o leche maternizada en polvo (fórmula) fortificada con hierro; niños pequeños que toman mucha leche de vaca en lugar de ingerir alimentos que le aporten al cuerpo más hierro. La anemia ferropénica afecta con más frecuencia a los bebés entre 9 y 24 meses de edad. 

Derivados lácteos para niños

Las leches y los productos lácteos, para los niños hasta los tres años, tienen menos proteínas y minerales. Sin embargo, están enriquecidas con calcio, potasio, hierro y zinc, sustancias que no abundan en la leche de vaca.

Además, este tipo de productos tiene una baja acidez, lo que resulta adecuado para la digestión del niño.

Comentarios (0)

RSS Comentarios

Escribir comentario

Tienes que estar registrada para escribir un comentario. Puedes registrate aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella aquí

busy
 
México España Francia China Italia IAB